Chetumal.- Sin el más mínimo cuidado sobre la información que abren el público, así como evidenciando un descontrol en sus equipos de campaña, los candidatos de la coalición “Juntos Haremos Historia por Quintana Roo” entre MORENA-PT-PVEM y el MAS; Erick Borges Yam, a Presidente Municipal en José María Morelos, y Anahí González Hernández, a Diputada Federal por el Distrito 2, caen en desliz tras desliz, demostrando su desinterés de establecer una campaña seria rumbo a las elecciones del próximo 6 de junio.

Y es que, de cabeza, así han demostrado estar en esta semana de actividades proselitistas, donde no existe un verdadero control sobre la información que generan y que se envía a los ciudadanos, creando confusión y sobre escenarios irreales que desorientan a los electores. Por ejemplo, ambos candidatos han publicados sus agendas públicas con al año 2020, cuando debería de ser del 2021, desorientado a los cibernautas.

Esta situación, evidencia, la falta de seriedad y de mecanismos de control del equipo de campaña de estos “moneros”, quienes muestran su excesiva confianza de que, tan solo por el hecho de ser candidato del partido “lopezobradorista”, ya se sienten con un pie adentro, en los cargos a los que aspiran llegar, sin lograr hacer verdadera campaña a la altura de los tiempos políticos. Alguien debería darles una brújula y ubicarlos en el tiempo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí