Chetumal.- El anuncio del retroceso a naranja en el semáforo epidemiológico nacional, ocasionó un desplome y baja ocupación hotelera, y el desempleo de al menos un 10 por ciento de la plantilla laboral, en los 75 centro de hospedaje, afiliados a la Asociación de Hoteles y Servicios Turísticos del Centro y Sur de Quintana Roo, dijo su Presidenta, Bertha Medina Núñez de Cáceres.

Añadió que el número de habitaciones ha sido demasiado para la demanda, en lo que va del año, y ello sumado a la incertidumbre del semáforo naranja nacional, las deudas adquiridas el año pasado y el pago de impuestos, tienen al sector hotelero de Chetumal a punto de colapsar.

la líder empresarial señaló que al igual que sucedió en estas mismas fechas el año pasado, los empresarios hoteleros están en dificultades para mantenerse en operación y cumplir con la nómina al no existir las condiciones favorables para la llegada de visitantes y por segunda ocasión, empezaran a prescindir de personal e incluso ya prevé nuevamente cierres.

Bertha Medina sostuvo que los hoteleros de Chetumal son a quienes más les golpeó la crisis ocasionada por la COVID-19, incluso, ni en Semana Santa tuvieron el repunte esperado, pues la ocupación apenas alcanzó el 30 por ciento.

INFOQROO/JCG

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí